¿Cómo saber si sus neumáticos está listos para el invierno?

Las tasas de accidentes por neumáticos en mal estado aumentan en más de un 20% durante los meses de invierno, sin duda es el momento de tomar medidas para asegurarse de tener la suficiente seguridad al volante durante los meses de frío. Como es la única parte de su automóvil que entra en contacto con la carretera, las llantas juegan un papel crucial de seguridad durante la conducción, realizar un mantenimiento de las llantas y una revisión es crucial durante los meses de invierno.

Por lo tanto, para ayudarlo a evitar problemas cuando viaje este invierno, vale la pena revisar que sus neumáticos cumplen con los siguientes requisitos

Tener suficiente agarre

Independientemente de la época del año, está legalmente obligado a garantizar que sus neumáticos tengan una profundidad mínima de la banda de rodadura de 1,6 mm. Sin embargo, los expertos en seguridad recomiendan tener al menos 3 mm, y no menos de 2 mm. Un buen agarre en sus neumáticos le brinda una tracción adicional, reduciendo sus distancias de frenado y mejorando la conducción. Particularmente en condiciones húmedas o heladas, un milímetro o dos de la banda de rodadura adicionales pueden marcar la diferencia entre poder detenerse a tiempo o experimentar una colisión. Las pruebas realizadas por la consultora de ingeniería y desarrollo MIRA han demostrado que la diferencia en la distancia de frenado sobre mojado de un neumático con una banda de rodadura de 3 mm y uno desgastado a 1,6 mm puede llegar a ser del 44%.

En cualquier taller puede verificar si sus neumáticos cumplen con la profundidad mínima legal de la banda de rodadura. También con una la moneda de un euro en las ranuras de sus neumáticos. Si puede ver el dorado exterior de la moneda, sus neumáticos están por debajo de 1,6 mm. Mientras tanto, si desea asegurarse de que sus neumáticos tengan al menos 3 mm de banda de rodadura, es mejor usar un medidor de profundidad especializado.

Presión correcta en los neumáticos

Muchos conductores piensan erróneamente que reducir la presión en sus neumáticos cuando hay hielo aumenta la seguridad porque aumenta la cantidad de caucho en contacto con la carretera. De hecho, esto no es recomendable. Reducir la presión de los neumáticos no ayuda con el agarre y puede afectar negativamente en la conducción. Independientemente del clima, es vital que se asegure de que sus neumáticos estén inflados de acuerdo con la guía proporcionada en el manual de su vehículo. Hacer esto ayudará a garantizar que se beneficie de un agarre óptimo y reducirá el riesgo de reventones.

Cuando verifique la presión, asegúrese de que sus llantas estén ‘frías’ (lo que significa que su automóvil ha estado parado durante al menos un par de horas) y use un medidor de presión confiable. Debe intentar hacer esta verificación cada dos semanas o antes de emprender viajes largos.

Las buenas condiciones del neumático

También es esencial examinar el estado general de sus neumáticos. Cualquier punto débil es un peligro potencial y no debe ser ignorado. Tenga cuidado con las raspaduras, divisiones o protuberancias en el caucho, así como signos de desgaste general. Además de mirar tus neumáticos, usa tus manos para tocar la zona interior. Si nota algún signo de daño, deberá comprar unos neumáticos nuevos.

Cambiar a neumáticos de invierno si quieres una seguridad total

Los neumáticos normales de ‘verano’ funcionan con menos eficacia en climas fríos que en condiciones suaves. Esto se debe a que el caucho se endurece a medida que bajan las temperaturas. Por el contrario, los neumáticos de invierno están hechos de caucho con un alto contenido de sílice, lo que significa que permanecen blandos en climas fríos. También tienen surcos más profundos, así como cortes estrechos que están integrados en su banda de rodadura. Estas características mejoran el contacto con la carretera en condiciones frías, húmedas y heladas, proporcionando un mejor rendimiento de frenado y manejo. Las pruebas realizadas por la organización benéfica de seguridad vial Tyresafe descubrieron que a temperaturas de 5 ° C, la distancia de frenado para los neumáticos de verano era de 70.5 metros, en comparación con los 65.7 metros para los neumáticos de invierno.

A diferencia de otros países, como Suecia, no es un requisito legal usar neumáticos de invierno en España. Sin embargo, para algunos conductores es sensato hacer el cambio. Por ejemplo, si vive en un área remota donde es probable que las condiciones empeoren o no tenga confianza para conducir en la nieve y el hielo, puede beneficiarse al cambiar sus neumáticos normales por versiones de invierno.

Sin embargo, existe otra opción que puede adaptarse a usted si desea tranquilidad adicional en el invierno, pero no desea la molestia de tener que cambiar entre dos juegos de neumáticos cada año. Los neumáticos para todas las estaciones combinan las características de ambos diseños. Están hechos de un compuesto de goma similar a los modelos de invierno, pero tienen un dibujo de la banda de rodadura que es un híbrido de ambos estilos. Esto significa que se pueden usar durante todo el año, ahorrándole dinero y molestias.

Invertir en cadenas para la nieve

En condiciones particularmente traicioneras, puede colocar cadenas para la nieve en sus neumáticos para proporcionar una tracción adicional. También puede usar cobertores textiles o cadenas con tela para nieve que son fundas de tela de alto agarre que son relativamente rápidas y fáciles de aplicar a sus neumáticos. Solo están diseñados para su uso en la nieve, ya que las carreteras secas los dañarán, y están diseñados solo para bajas velocidades. Alternativamente, es posible que desee utilizar cadenas para la nieve. Sin embargo, tenga en cuenta que, debido a que dañan el asfalto, solo se permite su uso en superficies cubiertas por nieve o hielo compactado.

Deja un comentario

Centro de preferencias de privacidad

    Necessary

    Advertising

    Analytics

    Other